jueves, 18 de abril de 2013

INCREMENTUM

Dirección y adaptación: Sergio Perís-Mencheta.
Ayudante de dirección: Carmen Garay-Lara.
Elenco: Lorena Berdún, Rebeca Ledesma, Ainhoa Aldanondo, Eva Egido, María Isasí, Marta Aledo, Quique Fernández. 
Producción: Nuria Cruz Moreno, Xabier Marua.
Dirección de Arte - Fotografías: Antonio Vicente.
Coreografía Escénica: Lucia Padilla.
Vestuario: "Un burro de cine"
Diseño de iluminación: Kiko García.
Teaser: Eyestorm.






Fechas y Horarios: 
Del 17 al 28 de abril de 2013.
Miércoles a sábados 20:30 h., Domingos 19:00 horas
Teatro Galileo
C/Galileo, 39- Madrid 

Sinopsis:


Incrementum nos sumerge en el vertiginoso periplo de un grupo de mujeres en busca de un aumento de sueldo, un objetivo que se dilata a lo largo del tiempo en una circularidad repetitiva y disparatada. En un espacio blanco y austero la impecable interpretación de las seis protagonistas es el sello que marca la diferencia. A medida que la escenificación avanza descubrimos la fisura de los personajes, que transitan todos los estados de ánimo al quedar enredadas en sus propias especulaciones mentales…




Crítica:

El nombre de Incrementum le viene que ni pintado. Tiene un comienzo bastante flojo en cuanto a dinámica y un guión demasiado rápido y tergiversado, que provocan que el público se pierda. Hacia la mitad comienzas a entender la obra y a divertirte con ella.

Muchas de las partes de la puesta en escena son totalmente surrealistas y poco tienen que ver con la historia de fondo. Quizá me sentía confundida con los cambios de proyecciones, no sabía si las actrices hablaban con el público, entre ellas o al alter ego de la obra.


Debemos destacar el buenísimo uso que se realiza de los sonidos (integrados en el escenario), el uso del propio espacio y el decorado y utilización del atrezzo, que facilitan la coordinación de las actrices. Pero, éstas quedaron en el oscuro por el mal uso de las luces, perdiendo así muchos detalles.

La ovación general se alargó y la cortaron para incluir, ya fuera de la dinámica de la obra, una reivindicación preciosa y directa del arte teatral. Nombraron a García Lorca y el artículo 44.1 de nuestra Constitución.

“Supongamos, para simplificar, porque siempre conviene simplificar…”

Creo que es una obra bastante mejorable y que le sobran algunos momentos que hacen que la dinámica sea muy repetitiva. No creo que sea culpa de las actrices, que están correctas en su interpretación, destacando María Isasi; ni del directo, Sergi Peris-Menchet, al que tengo entre ceja y ceja desde que vi en el cine El capitán trueno. Quizás tampoco lo sea el autor, Georges Pérez…Pero, sin duda, no le resto importancia a la mala adaptación su texto. Aquí, incluimos ese afán de catalanismo en algunas partes que se repetían por segunda vez. Si estoy viendo la
obra en Madrid no tengo porque saber catalán y no quiero perder ningún detalle. Adeu.

Por: María Inmaculada Mota Rodríguez.



jueves, 4 de abril de 2013

Sólala

CREADO Y ESCRITO POR: Cristina Medina, David Sant y Joan Estrader.
DIRECTOR: David Sant.
AYUDANTE DIRECCIÓN: Joan Estrader.
ACTRIZ: Cristina Medina.
MÚSICO: Mariano Marín.
COREOGRAFÍA: Israel Galván.
LUCES: Federico Medrano y Jessica Parreño.
VÍDEO: Oscar Paso.
ESCENOGRAFÍA: Javier López y Martí Doy.
VESTUARIO: Antonia Fuster y Época.
DISEÑO GRÁFICO: Enrique Cameno.
FOTOGRAFÍA: Antonia Gómez. 
PROD. EJECUTIVA Y ADMIN: Anabel Enrique.
DISTRIBUCIÓN: PTC.


Fechas y Horarios: 

Desde el 2 de abril al 28 de mayo de 2013.
Martes a las 21:00 horas.
Teatro Infanta Isabel
C /Barquillo, 24


Sinopsis: 
No es fácil explicar de qué va esta función, porque si bien hay un tema central - la melodramática historia de una pobre mujer, madre de quintillizos, con el marido en la guerra, un casero que la acosa para cobrar el alquiler y a la que sólo le ocurren desdichas - éste ocupa un relativo espacio en el montaje. El resto va por libre y pasa por un número flamenco, teatro de sombras y hasta magia. Todo a través de Cristina Medina, un derroche de simpatía. SÓLALA es una invitación a la sonrisa, a dejar por un rato las preocupaciones cotidianas y distraerte de una manera inteligente.
En el aspecto artístico, dirigido por David Sant y con la colaboración de su inseparable compañero Joan Estrader, el guión inicial de Cristina Medina introduce como nuevo elemento el baile flamenco de vanguardia. En este apartado hay que destacar la colaboración de Israel Galván, Premio Nacional de Danza 2005.
La apuesta es arriesgada y combina varios géneros teatrales. El resultado definitivo de SÓLALA es un espectáculo que abarca un amplio espectro de espectadores que buscan disfrutar de un humor sorprendente, muy asequible y de alta calidad. La crítica y el público desde su estreno y hasta el momento así lo han expresado.









Crítica:

Se reestrenaba 'Sólala', en la capital. El Teatro Infanta Isabel estaba listo para acoger a Cristina Medina que lleva, desde 2004, con más de 300 representaciones, recorriendo los escenarios de toda España. Hasta en China, en el Festival Internacional de Teatro de Shangai, la han visto.


Decíamos que lleva tiempo recorriendo los escenarios con su espectáculo y, esto, es más cierto que con otras obras, ya que, Cristina, no se queda quieta durante toda la función: salta, corre, baila, recorre las butacas, interacciona con el público... Un terremoto en estado puro, que representa a todos los personajes de esta obra, con la colaboración, y compañía, del maestro al piano, Mariano Marín.

Como bien se dice en la sinopsis, no es fácil explicar esta obra. Podríamos decir que se trata de un espectáculo al estilo del, clásico, cine mudo, sobre un escenario.

Comienza con un monólogo y presentación, para luego dar paso a la obra en si, en la que, Cristina, representa a todos los personajes, en clave de teatro mudo, acompañada por una pantalla donde aparecen los textos, al más puro estilo del cine de los años 20. A mitad de obra, realiza un falso descanso donde, nuevamente, volvemos a ver a Cristina Medina en estado natural, interactuando con su público, más aún, si cabe. 
Posteriormente, la tragicomedia principal, continúa y finaliza con un 'Tiempos Modernos', un final feliz para este rocambolesco, y sufrido, personaje.

En definitiva, una obra divertida de ver, en la que podréis sentir muy cerca a esta gran artista y humorista que, tras años en los escenarios, le ha llegado la fama con su interpretación de Nines Chacón, en 'La que se avecina'.



QUE NADIE SE MUEVA

Que nadie se mueva, Teatro Galileo Madrid.
Idea original: ESTEBAN ROEL.
Autores: JON PLAZAOLA Y ESTEBAN ROEL.
Director: ESTEBAN ROEL.
Ayte. Dirección: MAGDALENA BROTO.
Reparto: SERGIO LOMBARDÍA, CARLES CUEVAS, JON HERNÁNDEZ Y MARÍA RAYO. 
Producido por: ESTEBAN ROEL.
Jefe de producción: GUILLERMO TÍO.
Ayte. producción: CARLOS PÉREZ DE URIBE.
Diseño de iluminación: ÁNGEL MARTÍNEZ AMOROS.
Arte: PABLO ALONSO (ART RENT).
Armas: TXETXU ROJO.
Ayte. Arte: CARLOS PÉREZ DE URIBE.
Vestuario: NATALIA MORA- GIL
Ayte. vestuario: CARLOS PÉREZ DE URIBE.
Foto fija: HELENA HERRÁEZ, (HELHER PHOTO).
Diseño gráfico: LIGIA PÁJARO.
Diseño dossier y Autoría DVD’s: JAVIER CIRUJEDA.





Fechas y Horarios: 
Del 3 al 14 de abril de 2013. Miércoles, jueves, viernes 21:00 h., sábados 19:00 h y 21:00 h., domingos 19:00 horas.

C/Galileo, 39





SINOPSIS

Un homicidio con una víctima muy especial requiere una investigación meticulosa, ordenada y de una delicadeza rayando la perfección. Cuatro agentes pertenecientes a cuatro diferentes cuerpos de seguridad del Estado Español se ven “obligados” a compartir e intentar resolver este peculiar caso.

Un Policia Nacional honrado y humilde, un moderno y pedante Mosso d´Esquadra catalán, un Ertzaina vasco que es un auténtico reaccionario y el cuerpo por excelencia del Estado, La Guardia Civil, lucharán por hacerse con el caso defendiendo cada uno la territorialidad que le corresponde y el honor de su respectivo cuerpo junto con el suyo propio. No será nada fácil resolver el embolado de este corral repleto de gallos. Estos policías, orgullosos y difíciles de doblegar per se, no querrán dar su brazo a torcer y lucharán hasta el final dispuestos a morir matando por su orgullo y sus ideales.

En definitiva, QUE NADIE SE MUEVA es una obra de sátira cargada de ironía y mensaje que presenta un escenario dividido, el del Estado Español, donde los diferentes ideales territoriales priman y no hacen posible una convivencia en armonía y unida. ¿O sí?


Crítica:

Si acudís al Teatro Galileo entre el 3 y el 14 de abril vais reíros muchísimo. Eso sí, deberéis tener un sentido del humor muy agudo. Es una obra actual, muy, muy crítica y muy, muy mordaz. Nadie se libra.

Cuando entras en la sala (adaptada para un público joven y para hacer teatro cercano) te recibe “el cadáver” sobre el que gira toda la trama. Una música de ambiente con himnos y canciones nacionales suena mientras esperas sentado a que comience la acción. Tras los diez minutos de cortesía irán apareciendo los cuatro personajes que harán que te olvides de todo. Cuatro cuerpos de las Fuerzas de Seguridad del Estado repletos de tópicos. A veces, con una ironía muy simpática que roza la impertinencia (me encanta este tipo de teatro). La interacción con el público es continua, incluso provocando algunos momentos inesperados y muy, muy divertidos (puedes llevarte a casa desde un bocadillo hasta una bolsa de chucherías). El espacio está aprovechado al máximo, de manera que, tus ojos no pararán quietos en ningún momento. No les hace falta gritar: “¡qué nadie se mueva!” para conseguir que te mantengas expectante ante todo lo que puede ocurrir.

Hay un muerto, sangre, cerdos, paz, honor, separatismo, acentos, incluso un número de baile. Hay cuatro artistazos encima del escenario y muchas personas detrás para conseguir que la historia tenga un hilo conductor tan bueno, música y luces espectaculares, y muchos gags que te harán reír sin parar. Pero lo importante, sin duda ninguna, es el trasfondo de toda la historia. Para conocerlo, debes ir al Teatro Galileo hasta el 14 de abril. Totalmente recomendable para divertirte y pensar, todo a la vez.

Por: María Inmaculada Mota Rodríguez.